Comprar Beat Cop. Beat Cop Key, comparación de precios clave.

Sobre Beat Cop

¡Desplácese hacia abajo ahora mismo, para comparar precios y comprar Beat Cop key barato! Después de la compra, la clave del juego te permitirá instalar y jugar a Beat Cop al instante.

Beat Cop, el fondo de los bajos fondos de Nueva York

Beat Cop es un juego de acción, de aventura y multijugador en línea desarrollado por Píxel Crow y comercializado por 11 bit Studios. Se trata de un juego que sigue un desarrollo argumental no lineal que intenta recrear el ambiente y las aventuras de las series televisivas de policías de la década de 1980. No es difícil ver en el juego lo que fueron las aventuras de policías de la televisión y del cine como Harry El Sucio o Sony Crockett y ‘Corrupción en Miami’.
El protagonista del juego es el detective neoyorquino Jack Kelly, un policía al que se le ha degradado por un delito que él asegura que no ha cometido. Kelly se ve acosado en sus aventuras en las calles de Brooklyn por la mafia de Nueva York que le persigue sin tregua, también debe enfrentarse a un nuevo jefe de policía que va a por él descaradamente. Y, por si no fuera poco, su mujer es una derrochadora empedernida cuyos caprichos amenazan con sembrar el caos en la vida personal del policía. El trabajo de Kelly no será otro que recuperar sus prestigio profesional, a pesar de sus enemigos, y hacer su trabajo diario, poner multas de tráfico.

Calles gores total

Se trata de un juego polémico al que se le ha tachado en diversos foros de reproducir situaciones que no deberían formar parte de los videojuegos para jóvenes. En concreto, drogas, prostitución, pornografía y violencia explícita. El juego ofrece un humor ácido muy del estilo de los policías duros de las calles de Nueva York de la tele de la década de 1980. Con escenas de mamporros, persecuciones a pie y en coche y ajustes de cuenta incluidos. Beat Cop es un juego de acción que sigue una tendencia marcadamente retro, tanto en cuanto a contenidos, como en lo que se refiere a la apuesta gráfica que recuerda a los juegos arcade de los primeros títulos del género. No faltan ni los colores básicos de la paleta cromática de aquellos tiempos, ni los diálogos incluidos en bocadillos de conversación al estilo también de los cómics. Todo muy chic.